El blog sobre la mamoplastia Instituto de Cirugía Estética y Plástica Dr. E. Lalinde

Preguntas Frecuentes de la Mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento, también conocida como aumento o implante de mamas, es la principal operación de cirugía estética a la que se someten las mujeres en estos momentos. Ésto puede deberse a muchas razones, si bien es cierto que el tamaño del pecho es un elemento fundamental en la apariencia física de la mujer, el cual la hace sentirse más a gusto consigo misma y con el resto de su cuerpo. A continuación, trataremos de dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes entre aquellas personas que acuden a un especialista para realizarse una mamoplastia de aumento.

¿La mamoplastia de aumento me dejará cicatrices?

Como toda cirugía que se precie, la mamoplastia de aumento deja cicatrices, pero estas se disimulan colocándolas en lugares menos visibles, generalmente en la zona en la que se forma un surco entre el tórax y la mama, en la axila o en la aureola. El tamaño es el indispensable para conseguir introducir en el interior la prótesis mamaria. Hay que decir que, en la mayoría de los casos, ésta no suele ser superior a los cuatro centímetros.

¿Qué riesgos conlleva una mamoplastia de aumento?

La mamoplastia de aumento es una cirugía muy segura y que dispone de muchas técnicas que han sido contrastadas con el tiempo. Pero, como cualquier intervención quirúrgica, conlleva una serie de riesgos y complicaciones que no tienen por qué ocurrir pero que has de saber. Los más habituales es que se produzcan hematomas en la zona debidos al proceso. Más grave es el caso de las infecciones, si bien es cierto que en la mayoría de los casos puede solucionarse con un tratamiento de antibióticos. El caso de la contractura capsular, es decir, el endurecimiento de la mama debido al exceso en la contracción de la cicatriz interna y que provoca dolor, es cada vez menos frecuente gracias a la calidad de los implantes.

¿Es posible que se rompan las prótesis insertadas en la mamoplastia de aumento?

La probabilidad de que se rompan las prótesis es prácticamente nula. Por tanto, podemos decir que se trata más de una leyenda urbana que a otra cosa. Todos los implantes insertados durante una mamoplastia de aumento han debido pasar por el control del Ministerio de Sanidad, el cual obliga a que el gel de silicona esté recubierto por varias capas muy resistentes a la rotura. Pero, además, en el hipotético y verdaderamente improbable caso de que ocurriese, el contenido del interior del implante no podría salir de la cápsula al ser un tipo de material muy cohesivo.

¿La mamoplastia de aumento afecta a la lactancia?

Otra leyenda urbana. La cirugía no afecta a la glándula que controla la lactancia, por lo que la mujer puede decidir amamantar a su bebé sin ningún tipo de problema.

Esperamos haberte sido de ayuda y, si tienes alguna duda más, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Postoperatorio de la mamoplastia. Consejos Prácticos.

Tener unos pechos con volumen y firmes es casi un deseo inherente para la mayoría de las mujeres. Este hecho ha dado lugar a que la cirugía del pecho se convierta en una opción muy viable para aquellas mujeres que no están plenamente satisfechas con el aspecto de sus senos.

El uso de las nuevas tecnologías para el embellecimiento mamario ha conseguido que la cirugía alcance un nivel donde se obtienen resultados rápidos, seguros y de gran belleza, sin que afecte de ningún modo a la sensibilidad, erección del pezón ni a la lactancia.

La mamoplastia es el procedimiento quirúrgico con el que se aumenta y corrige la forma de los senos. La mamoplastia es la solución ideal para aquellas mujeres que deseen corregir el tamaño y la forma de sus mamas ya que gracias a esta intervención quirúrgica se consigue:

- Corregir un volumen mamario insatisfactorio
- Corregir la perdida de volumen mamario como consecuencia de embarazos o pérdida de peso.
- Corregir la mama caída
- Corregir una diferencia de tamaño en los senos
- Como cirugía de reconstrucción tras un cáncer de mama.

Como en toda intervención quirúrgica, conseguir un resultado satisfactorio tras una intervención de mamoplastia va a depender, en gran medida, del cuidado postoperatorio y del seguimiento de las instrucciones medicas. También será necesario un seguimiento médico para supervisar la evolución de los pacientes con el fin de evitar la inquietud o los síntomas anormales que puedan aparecer tras la cirugía de mamoplastia.

Por lo tanto, para garantizar el éxito de la mamoplastia, el seguimiento de las siguientes recomendaciones postoperatorias será de vital importancia:

1. Después de una operación de mamoplastia los pechos estarán hinchados durante varios días y habrá que llevar un vendaje elástico durante este tiempo.
2. El área tratada no deberá mojarse hasta no haber retirado el vendaje compresivo.
3. Al retirar el vendaje comprensivo habrá que usar un sostén sin aros ininterrumpidamente durante cuatro semanas.
4. Para evitar el riesgo de endurecimiento del implante, el cirujano puede recomendar que a partir del cuarto día de la operación se realice sobre el implante un suave masaje.
5. Durante las primeras 48 horas el paciente debe guardar reposo absoluto.
6. Es recomendable permanecer en posición semisentado para reducir la inflamación alrededor del pecho. Un par de almohadones serán suficientes para conseguir la inclinación necesaria.
7. Tras la intervención de mamoplastia no se debe dormir boca abajo durante las primeras cuatro semanas.
8. Se aconseja limitar la actividad durante un mínimo de dos semanas tras la intervención.
9. Se evitará levantar los brazos en la medida de lo posible.
10. Bajo ningún concepto se podrá levantar objetos pesados.
12. No es conveniente tomar el sol directamente durante los dos primeros meses posteriores a la mamoplastia.
13. Las actividades deportivas no estarán recomendadas durante los tres primeros meses.

Pagina de inico