Como es sabido, la mamoplastia o aumento de mamas o pecho, a pesar de no ser una operación de alto riesgo por la seguridad del paciente exige una evaluación y un estudio pre-operatorio. Donde también es importante valorar concretamente las distintas características del paciente donde también implica tomar medidas de la anchura de la base glandular, adecuada cobertura cutánea y capacidad de distensión de la piel, areola y pezón. No hay que olvidar que el profesional tiene que tener especial cuidado con las personas que tengan una cobertura cutánea demasiado fina. En ese estudio previo se hace una valoración de la forma de mama, su caída, tamaño y forma en relación con la futura colocación de la prótesis. Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta respecto a la salud de la persona que va a ser operada y es el profesional quien tiene que valorar las pruebas que son necesarias. Por ejemplo en personas fumadoras hay que advertirles que deben dejar de fumar unos 15 días antes y después de la operación. Este simple hábito puede traer serias secuelas y determinadas complicaciones. Aunque hemos hablado de los aspectos más importantes debes tener en cuenta también los siguientes:

1. El estudio previo a una operación de mamoplastia debe hacerse 48 horas antes como mínimo. 

2. Ser curiosa y preguntar al profesional que lleva tu caso, todos los detalles de la operación desde las pruebas preoperatorias, anestesia, operación y postoperacion. Es importante también el Electrocardiograma para valorar el estado del corazón de cara a la anestesia y la operación en general. Por otro lado también se realizan radiografía del Tórax que al ser una prueba donde implica radiación solo es recomendada en ciertos casos y es el especialista quien se encarga de valorar si e necesario. Lo mismo ocurre con la prueba de orina que solo será necesaria en algunos casos concreto donde se sospeche que la persona toma algún tipo de drogas o tiene problemas renales. Es importante realizar mamografía, resonancia magnética o Eco de mamas si se sospecha previa exploración física que es posible que exista una lesión mamaria. Por último también suelen hacerse estudios Eco-Doppler de los miembros inferiores, prueba muy importante que refleja el estado de los vasos de las extremidades y su retorno venoso para estar seguro que no exista un posible riesgo de trombosis venosa profunda que puede ser muy peligroso de cara a la operación.