La cirugía estética es un tema de actualidad que ha dejado de ser tabú y el cual está a la orden del día. La mamoplastia es, dentro de este campo, una operación a la que cada vez se someten más mujeres y la que mayor porcentaje ocupa dentro del sector médico-estético. Por ello, las técnicas empleadas son muy avanzadas y los riesgos que pueden derivarse son bajos.

Como en toda cirugía plástica, es importante tener en cuenta varios factores, entre ellos la edad. ¿Cuál es la edad recomendada para una operación de mamoplastia?

Realmente, no existe un rango de edad específico para realizar este tipo de intervención médica aunque siempre hay que tener en cuenta algunas recomendaciones como esperar al fin del desarrollo de los pechos, es decir, una vez pasada la etapa de la adolescencia. Este período se ve envuelto en cambios corporales. Normalmente se produce un cambio notable en el aumento de pecho.

También es aconsejable, en caso de aquellas mujeres que están buscando quedarse embarazadas o están en estado, esperar a dar a luz ya que se ocasionan variables bruscos en el peso y, de este modo, en el tamaño de los senos.

No todas las mujeres se someten a una operación plástica por razones estéticas, en muchos casos, existe una necesidad sanitaria o psicológica.

Por lo tanto, en cualquier caso, lo mejor es acudir al centro específico en el que vayas a ser tratada y que el médico analice las determinadas circunstancias que varían según el tipo de mujer. Además, un experto puede prever tu cuerpo y saber cómo, por ejemplo, va a cicatrizar tu piel, cómo es esta de elástica, cuánto tiempo necesitarás en el postoperatorio y demás factores que sólo podemos confiar en manos de un profesional.
Es muy importante que se estudie muy bien cada caso, ya que las prótesis que se utilizan en estas intervenciones son distintas según paciente.

También es importante considerar que al realizarse una operación se requiere de anestesia y por lo tanto, estudiar este aspecto es muy importante ya que no todas las personas son tolerantes en algunos casos.

Tanto la mamoplastia de aumento como la de reducción necesitan ser tratadas atendiendo a unas circunstancias.